Breve sátira

En ocasiones ocurre,
que quien más habla
más le valdría callar,
pues si por delante de un espejo pasara
del espanto que el reflejo le causara
más no se volvería a mirar.

Pues aquellos que murmuran
con tono de burla y sorna
son los que luego se abruman
al ver en el suelo su sombra.

¡Más les valiera callarse,
y así no quedar en evidencia
pues si uno empezara a hablar…
no tendría clemencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s