10 Buenas prácticas de Testing

Probar un sistema implica simular ese sistema, asegurarnos de que tal sistema hace lo que debe y no hace lo que no debe. Implica un análisis con el propósito de encontrar problemas y errores, medir la funcionalidad y la calidad, capacidades, etc.

Una cuestión muy importante a considerar es que no se puede probar todo. No existe el producto perfecto, siempre tenemos que hablar en términos relativos o porcentuales, como por ejemplo, tasas de error. El proceso de pruebas es un proceso creativo y difícil; es importante planificar qué se va a probar, definir qué escenarios se va a probar. Finalmente, es importante dedicar tiempo y recursos suficientes a dicha tarea.

Diez buenas prácticas:

1.- Haz de la autoevaluación del trabajo de cada uno una responsabilidad de equipo. Insiste en que Test y Evaluación (T&E) forme parte del trabajo diario de cada uno (utiliza smoke tests para apoyarte en ello). Es necesario garantizar la producción de trabajo de calidad todo el tiempo.

2.- Establece cuanto antes un plan integral de pruebas y evaluación. Establece pautas, objetivos y entregables de cada tipo de test. Puede establecerse en sesiones RAD (Rapid Application Development) al comienzo o en sesiones de tormenta de ideas.

3.- Realiza un parte preventivo de pruebas de todo el trabajo especificado. No dejes nada sin cubrir; haz escenarios de todo; esto también te ayudará a entender mejor los requisitos. Inspecciona periódicamente los test y su adecuación al comento de desarrollo actual. Desarrollo y pruebas van de la mano: crea los casos de prueba antes de desarrollar.

4.- Utiliza las pruebas como indicadores de progreso. Que las pruebas te sirvan como indicador seguro de que algo está hecho y funciona.

5.- Haz un inventario de los objetivos de las pruebas y diseña para “testabilidad“. Diseña una lista de qué debe ser probado antes de diseñar o implementar otra cosa.

6.- Prueba desde el principio y a menudo. Así retroalimentas el desarrollo y detectas problemas en el momento en que ocurren.

7.- Diseña y desarrolla test como si fueran entregables. Con la misma disciplina y método. Desarrolla test en paralelo con el código, actualiza los test cuando el producto cambia. Si escribes los test demasiado pronto, luego habrá que redefinirlos, así que tampoco es bueno adelantarse demasiado. La ingeniería de desarrollo de test es igual que la ingeniería de cualquier producto software.

8.- Provee herramientas y soporte adecuados para el testing.

9.- Mide costes, cobertura, resultados y efectividad de los test. Así entenderás mejor el proceso de testing y podrás controlarlo y gestionarlo.

10.- Entrena y gestiona al equipo. Así se tomarán el testing como algo serio y conocerán qué se espera obtener de dicha tarea. El gestor indica guías, la dirección a seguir, qué pasos dar, etc.


Referencias:

The Little Book of Testing, Vol I, varios autores.

Un pensamiento en “10 Buenas prácticas de Testing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s