Turismo rural en Aliste (Zamora)

Hace ya unas cuantas semanas estuvimos mi novia y yo haciendo turismo rural por la región de Aliste, al oeste de Zamora, una zona muy bella en cuanto a paisajes y tranquilidad que recomiendo a todo el mundo.

Aliste es una región húmeda, contrastando con la zona del este de Zamora (Tierra de Campos), mucho más seca. Mientras que el oeste es zona de pastos y vegetación abundante, que bien nos puede recordar al norte de España, la zona oeste es más típica de la meseta castellana, con campos de cereal y llanuras interminables. Cubre desde la sierra de la Culebra al norte hasta la zona de Sayago al sur de Zamora, por el oeste con la frontera de Portugal y con el este aproximadamente con la Vía de la Plata, antigua calzada romana utilizada para transportar plata desde las minas asturianas a los puertos de Cádiz, aunque probablemente se empezó a utilizar antes por otros pueblos. Hoy, carretera nacional y vía del peregrino del sur hacia Santiago de Compostela.

Estuvimos en un pueblecito llamado Ceadea, a pocos kilómetros de Alcañices, cabecera de comarca de la región. Es un pueblo tranquilo, típico de la región, donde las linderas de las tierras se separan con lo que ellos llaman cortinas, que no es más que un muro de piedra de unos 80 cm. de altura.

Vista del pueblo de Ceadea

Vista del pueblo de Ceadea

Lamentablemente para mí, no es una buena zona de senderismo, debido a que no hay rutas bien trazadas y hay poca información al respecto. No hay una buena coordinación entre los distintos concejos para tratar de establecer un conjunto turístico regional importante, lo cual es una verdadera pena. En Muelas de Pan, por ejemplo, existe un pequeño museo de alfarería típica de la región, pero poca gente sabe cuándo está disponible.

De modo que los mejores conjuntos paisajísticos serán visitados en coche. Posiblemente desde el punto de llegada se pueda, posteriormente, hacer alguna ruta. Los lugares más interesantes son:

– La Sierra de la Culebra, a la que se puede acceder en coche, pasando por el pueblo de Villardeciervos, cuyas casas de piedra y madera son curiosas de ver; otro pueblo, éste semi-abandonado, sería Sta Cruz de los Cuérragos, un pueblo muy bello de calles y casas empedradas y tejados de pizarra. Desde allí se puede hacer una pequeña ruta a pie, de una media hora, descendiendo al Valle de los Infiernos, que cae a la derecha del pueblo, en un aparcamiento gratuito que hay.

Una casa típica de Villardeciervos, pueblo que prosperó gracias al contrabando con Portugal de diversas materias

Una casa típica de Villardeciervos, pueblo que prosperó gracias al contrabando con Portugal de diversas materias

Santa Cruz del Cuérrago

Santa Cruz del Cuérrago

– Los Arribes del Duero, con varios pueblos para recorrer. El principal atractivo turístico de la zona probablemente sea el Puente Pino, en Pino del Oro, un puente de cien años de antigüedad, el primero de hierro que se construyó en España. Se accede por una carretera serpenteante por la cual no conviene correr mucho.

Puente Pino. Impresiona verlo en vivo y en directo ;-)

Puente Pino. Impresiona verlo en vivo y en directo 😉

– Miranda de Duero, en Portugal. Cruzando la frontera, está este bonito pueblo (más bien ciudad) portuguesa, típicamente conocida por sus baratas toallas. Personalmente me quedo con sus bares, sus cafés bien cargados y aromáticos a 50 céntimos, sus bacalaos a la dorada y sus vistas del río Duero.

Catedral de Miranda do Douro, en Portugal

Catedral de Miranda do Douro, en Portugal

– La propia región de Aliste, con sus paisajes, sus vacas y su ternera de Aliste con denominación de origen, que tuve la oportunidad de degustar en la casa rural donde nos hospedamos y es una auténtica delicia. En horno de leña y chimenea tradicional. De la brasa al plato. Una gozada.

A la parrilla, sabe mejor :-)

A la parrilla, sabe mejor 🙂

– Embalse de Ricobayo y región circundante. Es un embalse que se construyó hace varias decenas de años. En esa zona, más soleada y seca, existen algunas rutas de senderismo y escalada.

Otros pueblos interesantes son Tábara, Alcañices (donde hay una pequeña ruta muy agradable que discurre a lo largo de un arroyo, pasando la Torre del Reloj), Fornillos de Aliste… Como curiosidad sepan que en esta región la Casa de Alba tiene importantes extensiones terrenos…

Torre del Reloj de Alcañices. En el Medievo este pueblo estaba amurallado.

Torre del Reloj de Alcañices. En el Medievo este pueblo estaba amurallado.

El visitante también podrá hacer alguna ruta a caballo y practicar deportes acuáticos.

Si pueden hacer una escapadita de fin de semana o un pequeño puente, no lo duden, visiten Castilla y León. No hace falta ir más lejos cuando lo bueno lo tenemos aquí.

Errores comunes en desarrollo software (II)

Expectativas irreales. Incapacidad para comprender el significado de la palabra “estimación”. Esta mala praxis puede presentarse de dos formas:  bien mediante estimaciones optimistas, bien mediante una selección para desarrollo de un conjunto de funcionalidades demasiado ambiciosas.

Falta de apoyo efectivo al proyecto. Aquí la principal responsable es la parte directiva: planificación, control de cambios, introducción de nuevas prácticas de desarrollo… Sin esto surgirán compromisos irreales o cambios que dañarán el desarrollo del proyecto.

Falta de implicación de los stakeholders (personas implicadas e interesadas en el desarrollo del producto: clientes y usuarios). Toda persona relacionada de algún modo con el proyecto debe implicarse. Cuando todas estas personas se coordinan es más probable lograr un desarrollo rápido y satisfactorio.

Falta de involucración por parte del usuario. Conduce a una mala interpretación de los requisitos.

Políticas por delante del objetivo. Anteponer políticas a resultados es fatal para un buen desarrollo. El objetivo siempre es lo primero, y todo lo que ayude a alcanzar ese objetivo se cuidará y se aprovechará al máximo; todo aquello que sea un factor negativo para la consecución del objetivo se descartará.

Pensamientos pretenciosos. Las suposiciones optimistas no tienen razón de ser, conducen a la desesperación y a la sensación de fracaso. Es cerrar los ojos y esperar que todo funcione bien, sin ninguna base lógica que lo apoye. Esto es especialmente peligroso en las primeras estimaciones del proyecto, que es donde más se presenta este error.

En cuanto al factor productivo:

Estimaciones excesivamente optimistas. Mala percepción del proyecto, minimización de tareas de análisis y diseño, daño al plan, excesiva presión en los desarrolladores… todo esto daña la productividad a largo plazo. Es uno de los condicionantes más frecuentes y más graves.

Gestión de riesgos insuficiente. Riesgo es un error no común. Basta con que ocurra un riesgo no previsto de antemano para ralentizar e incluso cancelar el proyecto. Más claro y más simple imposible.

Fallo de subcontratación. Si se utilizan COTS (Components Of The Shelf, utilidades desarrolladas por terceros) y el diálogo con este personal no es fluido, podemos encontrarnos con componentes de baja calidad o que no se ajustan a lo que pretendíamos. La paradoja surge cuando vemos que siendo el objetivo de subcontratar el acelerar, lo que hemos conseguido es ralentizar.

Planificación insuficiente. La planificación debe ser apropiada para un desarrollo rápido.

Abandono del plan en situaciones de presión. Los equipos hacen planes y de forma habitual los abandonan cuando empiezan a tener problemas de calendarización. Otro de los habituales. El raíz del problema aquí yo creo que está en la percepción de que el plan es algo estático, que se hace al principio de forma muy estudiada y que si luego no se cumple, surge la alarma y el caos.
El plan es siempre dinámico, y la mejor cualidad de un plan debe ser su capacidad de adaptación y flexibilidad a todo tipo de situaciones más o menos esperadas (una vez más, aquí tiene mucho que decir una buena gestión de riesgos).

Tiempo perdido en fases “ante-proyecto”. Es decir: tiempo durante el cual se estudia el presupuesto, la viabilidad… Muchos proyectos pierden aquí demasiado tiempo y luego vienen las prisas en etapas más críticas y que precisamente necesitan más cuidado en su desarrollo por su riesgo inherente (ej.: diseño).


Referencias:

Steve McConnell: Rapid Development, Taming Wild Schedules

Errores comunes en desarrollo software (I)

Ya iba para largo que no escribía, he tenido una semana bastante ajetreada, aunque las cosas al final no han acabado muy bien y es un tanto irónico que precisamente yo hable de lo que voy a tratar hoy, pero bueno, mejor dejemos estos temas de lado ya que no me gusta hablar de mis problemas por aquí, el enfoque de este blog siempre fue bien distinto.

Introducción

Steve McConnell, y ya con esta serie dejo en paz a este caballero, qué pesado me pongo con él, divide el desarrollo software en cuatro pilares básicos. La metáfora de pilar nos viene muy bien para entender que si uno de estos pilares falla, la estructura (el producto) se viene abajo, por tanto es fundamental cuidar todos con especial atención. Estos cuatro pilares, sin embargo, son independientes. Éstos son:

Personas: Tienen un efecto muy importante sobre la productividad y la calidad. Es fundamental, por ello, mejorar el potencial humano. Probablemente sea éste el factor más importante de todos.

Proceso: Visto desde el punto de vista técnico y de gestión. Un buen proceso evita tener que rehacer trabajo por no haber realizado anteriores tareas correctamente (ejemplo: rediseñar un producto por no haber captado correctamente los requisitos). Asegura, además, la calidad desde dos frentes: por uno garantiza la entrega de un producto satisfactorio para el cliente; por otro permite detectar problemas y errores lo antes posible. Conceptos fundamentales aquí son la gestión de riesgos, el aprovechamiento de los recursos disponibles, el aprendizaje de técnicas y modelos de desarrollo…

Producto: El tamaño y las características pueden reducir considerablemente el tiempo de entrega, si puedes elegir qué funcionalidad entregar antes.

Tecnología: Utilizar tecnologías más cómodas y avanzadas, teniendo en cuenta los riesgos que estas mismas conllevan.

Cuando se atienden debidamente las 4 dimensiones en su justa medida, podemos alcanzar sinergia.

Errores comunes en desarrollo software

A partir de la clasificación anteriormente explicada, se identifican los siguientes errores comunes a la hora de desarrollar software; todos ellos tienen que ver con alguno de los cuatro pilares:

En cuanto al factor humano,

1.- Baja motivación. Probablemente sea el factor más influyente de todos, en cuanto a productividad se refiere.

2.- Personal escasamente cualificado. Las capacidades individuales, así como la relación con el resto del equipo, influyen en la productividad casi tanto como el error anterior.

3.- Problemas entre los miembros del equipo no controlados. Escucha los problemas del equipo y atiéndelos debidamente; no hagas caso omiso a cualquier situación que pueda perjudicar el objetivo común.

4.- Heroicidades. Es mejor basarse en estimaciones realistas que en compromisos (commitments) imposibles de cumplir que a la hora de la verdad conllevan más riesgo.

5.- Añadir personal a un proyecto ya empezado. Si alguien piensa que agregar  gente  simplemente va a aumentar la productividad, está equivocado. Puede ser como echar gasolina al fuego. Añadir personal requiere una etapa de formación y aprendizaje más o menos larga, que al principio conlleva más gasto que beneficio y que solamente con el tiempo se logra un retorno de la inversión (ROI, Return Of Investment, que dicen los anglosajones).

6.- Oficinas ruidosas y abarrotadas. Afectan negativamente a la productividad.

7.- Tensiones entre programadores y clientes. Pobre comunicación, pobre entendimiento de los requerimientos del cliente, pobre diseño de la interfaz de usuario. Como consecuencia más catastrófica: no aceptación del producto.

Basta por hoy. Continuaremos en otra ocasión. Nos vemos, pues.


Referencias:

Steve McConnell: Rapid Development, Taming Wild Schedules

Un año “Realizando la idealidad”

Vale, no he realizado ninguna idealidad, pero el título quedaba chulo, no me dirán que no.

Hace algo más de un año que abrimos las puertas por primera vez, nos trasladamos a WordPress, montamos el chiringuito, nuestro púlpito y ale, a disertar estupideces. Y si el tío de Kriptópolis, los de Microsiervos, el otro y el otro (vean más abajo la sección de Enlaces) hacen autopropaganda y falsa modestia publicando cada poco sus cientos de miles de visitas recibidas, vendiéndolas como un “gracias” cuando en realidad es un “cómo molo, molo muchísimo, si llegara a chupármela me la metería hasta el esófago, oiga”, pues yo no voy a ser menos. A partir de aquí toda comparación sería absurda, pues las visitas que he recibido en un año son menos de las que estos sitios reciben en un día, y su mérito tienen, sin duda alguna. Pero desde el punto de vista personal estoy más que satisfecho que cada día me siguan más de 40 personas, a pesar de las divagaciones y de las estupideces; hace que me sienta “alguien” en el inmenso mundo de Internet el tener 70 comentarios, que aunque las cifras son ridículas bien merecen mis más sincero agradecimiento. No espero más, no aporto nada original ni rompedor, simplemente escribo palabras, no nos equivoquemos.

Esto no es falsa modestia, es lo que hay. Es cierto que me gusta escribir y  que probablemente aunque tuviera cinco visitas o ninguna lo seguiría haciendo, pero saber que probablemente hay unas veinte o treinta personas (como mínimo, calculo yo) que no conozco y que me siguen al menos una vez a la semana (se notan los picos a comienzo de semana), aparte de las que me conocen y me siguen, que unas veces me critican por tiquismiquis, cutre, sabelotodo y prepotente y otras veces me dicen que soy gracioso, sincero, o que están de acuerdo conmigo, eso para mí es mucho. Eso anima a seguir escribiendo. No soy nadie, no espero cientos de miles de seguidores; sólo espero que alguien, por pura casualidad, y buscando quién sabe el qué, se deje caer por aquí y le guste lo que vea, o que le disguste, y lo comente. Muchas gracias, de verdad. Estos son los números, y estoy muy orgulloso de ellos:

totalesvisitasmediasvisitasmesresumenpagsmasvisitadas