Zeitgeist y Zeitgeist Addendum

zeitgeistHace unas semanas logré conseguir los documentales de Zeitgeist y su secuela, Zeitgeist Addendum, en inglés subtitulados al español. Después de unas cuatro horas de documental (dos horas por parte) y de una sensación de congoja profunda, mezclado con retortijones de estómago y náuseas (sin duda cené algo en mal estado), sometí el asunto a una seria crítica. Al fin y al cabo, el último y fundamental propósito del documental es despertar el sentido crítico del ser humano, un órgano que se ha ido atrofiando con los años y que se encuentra donde de forma eufemísticamente se conoce como el final de la espalda, entre la primera vértebra y el fémur, pero por detrás.

Ambos documentales son de temática social, analizan la sociedad actual, vaya. Ponen en tela de juicio los estamentos sobre los que se apoya nuestro sistema capitalista actual, a nivel mundial. La globalización, el dinero y la manipulación informativa, como ejes.

Zeitgeist

Zeitgeist tiene tres temas fundamentales: la religión, el 11-S y toda la conspiranoia adjunta, y el poder ejercido por parte de seres humanos tremendamente ricos y déspotas.

La primera parte trata sobre la religión como medio que han utilizado tradicionalmente unos pocos para manipular al resto de la comunidad en la que vivían. Este enfoque me parece adecuado, ya que desde el principio de los tiempos el ser humano  ha realizado auténticas barbaridades en el nombre de un Dios o de la religión. La última fue la guerra de Irak, donde un pizpireto G.W. Bush Jr. declaraba sin pestañear que Dios le dijo que aquello era necesario.

Bien; el asunto está claro, lo que no están tan claros son los términos en los cuales trata de desbancarse y de negarse la existencia de ninguna religión como la verdadera. No es que esté yo por la labor ahora de señalar cuál es la auténtica y cuáles no (en caso de existencia y unicidad del problema, como dirían los matemáticos), pero me parece bastante hipócrita y pretencioso tratar de afirmar que todas las creencias son falsas, así, de un plumazo. Y para ello, los creadores del documental se basan en ciertos “paralelismos” traídos bastante por los pelos entre las distintas religiones y que en bastantes casos no son del todo acertados. Finalmente, en un alarde de tratar de demostrar científicamente que Dios no existe, se utiliza un mismo recurso para demostrar lo cierto y su contrario (cosa que en matemáticas se denomina absurdo, y eso que es ciencia), como cuando utiliza citas de filósofos antiguos. Por tanto considero a esta parte del documental totalmente desafortunada, si bien el mensaje último es absolutamente cierto: la religión lleva ejerciendo durante muchos años un poder sobrenatural para doblegar la voluntad de muchos millones de personas.

El resto del documental está bien, es alarmista, conspiranoico, poniendo en tela de juicio la autoría de los atentados del 11-S en el World Trade Center de NY y en el Pentágono. Si aceptamos esto como cierto, yo me pregunto: ¿qué ocurrió realmente el 11-M en Atocha, Madrid?

El final del documental trata sobre el poder del dinero, de la Reserva Federal, de los magnates poderosos, y del mito aquél, similar al de Teseo y el minotauro, Perseo y la medusa, Hércules y los doce trabajos, en el cual se dice que existe una sociedad secreta que teje la tela del destino de toda la humanidad. Y que en el futuro todos llevaremos un chip acoplado en el culo que dará señales de radio diciendo nuestra posición, nuestro pensamiento, nuestras intenciones y nuestro equipo de fútbol favorito. No digo que no sea cierto, hablando de fútbol tenemos un símil muy bueno en España con tal sociedad, la llamamos Federación Española de Fútbol, y la preside el señor Villar-Rockefeller-Corleone.

La solución a muchos de los problemas aquí tratados parece claro que pasa por la educación. Gracias a la educación, evitamos la manipulación. Mira tú que lema más bonito.

Zeitgeist Addendum

Zeitgeist Addendum es la continuación del anterior documental, en el cual nos dan más de lo mismo: conspiranoia de poderosos, CIA, caza de brujas de algunos presidentes latinoamericanos con el objetivo de que EE.UU. se haga con el poder de toda América, etc. Se trata nuevamente el problema del dinero, la deuda pública, la inflación, el beneficio, el interés y la Reserva Federal como malhechora de todo esto; la rentabilidad de las guerras, etc.Todo muy interesante y probablemente bastante cercano a la realidad. Y digo probablemente porque hoy día uno ya no sabe qué creer ni en quién confiar.

Después de castigarnos durante hora y media los oídos y los ojos con lo mal que va el mundo, el catastrofismo, el apocalipsis del ser humano, el anochecer de una era y el fin de los tiempos, cualquiera clama por una solución, algo se podrá hacer, ¿no? ¡pidamos la redención y la salvación!… Ups, un momento, esto me recuerda a una religión. Pero, ¿no habíamos dicho que todo esto de las religiones era falso? Uy madre, esto me huele a chamusquina…

Y efectivamente, al final se descubre la solución a todos los problemas del mundo mundial: una sociedad utópica, soñadora, surrealista, donde no existe el dinero y todo el mundo trabaja en lo que le gusta por puro placer. Por supuesto, en esa sociedad se respeta al máximo el medio ambiente y los aparatos tecnológicos como ordenadores y móviles duran toda la vida, y no un par de años o tres como ahora. Ni que decir tiene que en esa sociedad no existen los accidentes de tráfico, ni las penas ni las tristezas; aunque no se indica claramente cómo se divierte la sociedad, si existirán cines, bares de copas o clubes de alterne. Bueno, supongo que si la gente en ese supuesto trabajaría por placer y no por dinero… de acuerdo, no seguiré por ahí. La cuestión es que todos viviremos en paz y en armonía por los siglos de los siglos, la ciencia avanzará, se curará el cáncer y los seres humanos nos reproduciremos y nos multiplicaremos, y como decía el agente Smith de la película Matrix, nos comportaremos como auténticos virus. Amén.

Conclusiones

Al margen de las críticas aquí realizadas, que algunas son para bien y otras para mal, y que en cualquier caso he tratado de hacer siempre en tono de humor, aconsejo a todo el mundo que se haga con estos documentales (podéis verlos en Google Video, entre otros muchos sitios publicados por Internet, y además tenéis otros medios que no voy a ennumerar aquí), porque fuera aparte de lo que después uno pueda creer, pensar u opinar al respecto, al menos ambas cintas tienen un beneficio neto clarísimo: despertar la conciencia y el sentido crítico del espectador. Y esto, en los tiempos que corren, es mucho.

Un pensamiento en “Zeitgeist y Zeitgeist Addendum

  1. En ese “Documental” dicen que el libre mercado es peor que el comunismo.
    Eso solo lo puede decir un adolescente que no leyó una puta cosa en su vida.

    ¿Por qué no va a existir Corrupción en la sociedad utópica que proponen?
    Nombrenmé las experiencias Socialistas-Comunistas que han resultados prosperas y transparentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s