Consejos para hacer senderismo

Después de mis vacaciones haciendo algo de senderismo, y de mi experiencia de otras ocasiones yendo a zonas rurales y paseando por los largos caminos que serpentean por mis pequeños pueblos zamoranos, he decidido plasmar en algún sitio (y qué mejor que éste🙂 ) lo que he ido aprendiendo en estas experiencias. Así que anotaré a continuación lo que, bajo mi humilde opinión, consistiría en el equipo básico de todo caminante que se precie:

Empecemos por el atuendo básico:

Camiseta: lo más clara posible, y si es blanca, mucho mejor. Los colores claros reflejan un gran porcentaje de la luz solar y absorben pocos rayos; por ello dan menos calor.
Pantalones: si se va a escalar bastante, es preferible que sean cortos. Si se va a caminar entre pastos altos, espigones y cardos, serán mejores unos viejos vaqueros, para que no se nos enganchen los espigones a los calcetines ni acabemos llenos de arañazos. En cualquier caso, tener especial cuidado a que sean cómodos y no nos rocen en las ingles…
Calcetines: Ni muy gordos ni muy finos: que protejan el pie sin asfixiarlo demasiado. Preferiblemente tobilleros.
Zapatos: La pieza estrella. Unas buenas botas de senderismo sería lo ideal; por menos de 50€ se consiguen unas en cualquier sitio. En otro caso, es recomendable usar calzado cómodo, así que nada de estrenar zapatillas ni usar unas demasiado gastadas. Un calzado usado y adaptado ya al pie es la mejor solución en estos casos. Que no le tengáis demasiado cariño: las largas caminatas pueden enviar a vuestras queridas deportivas directamente al cubo de la basura.
Chaqueta: Es importante que llevéis una chaqueta guardada en una mochila, sobre todo si subís a la montaña. Arriba es posible que refresque… Lo ideal sería una chaqueta abierta al medio con cremallera, y que sea de punto. Así nos aseguramos que se pone y se quita fácilmente, la podremos llevar abierta o cerrada, y las de punto abrigan que da gusto…

Complementos:

Gorra: Muy importante, sobre todo en verano. El sol quema, y no es conveniente llevar la cabeza al descubierto.
Gafas de sol: Importante para proteger la vista. Y lo de siempre: si van a llevar gafas, que sean buenas; si no es mejor no llevar nada; unas malas gafas de sol engañan a la pupila, permitiendo entrar más luz de lo debido y dañando la retina irreversiblemente.
Bastón: Otro elemento estrella. No hay caminante que se precie sin su bastón. No compréis uno; en cualquier ruta que hagáis es fácil que encontréis un palo lo suficientemente bueno. Las características esenciales serían: que no sea muy pesado y que tenga una superficie lisa y suave, sin astillas, o tendréis ampollas en los dedos a las pocas horas. Un bastón es una herramienta muy interesante, pues además de ayudar a las piernas en la caminata nos permite escalar mejor, apartar obstáculos, tantear el terreno (sobre todo en zonas cenagosas), comprobar piedras bien fijadas al suelo… Bien usado es toda una navaja multiusos.
Mochila: Otra herramienta importante, para llevar la chaqueta, entre otras cosas. Creo que las mejores son las que van a la espalda, por comodidad para la columna vertebral. Problema: si se suda mucho puede ser un engorro, además de un riesgo de posibles catarros . Así que ya va en opinión de lo que uno quiera llevar. Cuanto más pequeña y más cómoda, mejor.
Mapa: En cualquier punto de control o información facilitan mapas. No dejen de pedirlos, pues constituyen una garantía de no perderse, ya que muchos senderos se pierden en algún punto o no están bien señalizados en el terreno.
Brújula: Bastante interesante, por lo que acabo de indicar. Junto con el mapa nos puede sacar de más de un apuro en tramos confusos.
Crema solar: En la montaña el sol pega, y si no queremos tener quemaduras es aconsejable usar crema antes de salir. También un after-sun puede ser muy útil después.
Agua: Una buena botella de litro y medio o dos litros es lo mejor. Si queréis que esté fresca, congeladla unas 4 horas antes de salir, así os durará fresca todo el camino. IMPORTANTE: no metáis una botella llena de agua hasta arriba en el congelador o estallará. Dejad un espacio de aire para que se expanda el hielo que se forme. Otras bebidas: aceptable, pero yo siempre lo acompañaría de un buen surtido de agua. No hay nada mejor, y la deshidratación es algo a tener en cuenta.
Reflex o similar: Podría resultar útil llevar un bote para posibles contracturas, calambres… Las piernas sufren mucho, sobre todo en largos tramos de pendiente acusada.
Pañuelos de papel: Para el sudor, alguna pequeña herida, etc.

Esto, en principio, podría ser suficiente. Esta lista no está completa, por supuesto, y agradecería al amable lector que añadiera aquellos elementos que se me hayan olvidado.

Un pensamiento en “Consejos para hacer senderismo

  1. Pingback: Realizando la idealidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s