House-lipollas (reeditado)

HOUSE M.D.

Es un fenómeno social, no cabe ninguna duda. Es la nueva moda. Sus gestos, sus frases, y su forma de pensar nos ha encandilado a todos. Y ahora todos nos queremos parecer un poquito a él, porque a pesar de ser un tullido, un solitario, a veces cutre… es nuestro héroe. Todos. Yo me incluyo, qué se piensan, si me he dejado algo de barba en plan descuidado es en parte por su culpa. Fíjense, una autocrítica, después de criticar a medio mundo ya me tocaba, ¿no?

Y todos queremos y creemos ser un poco como él… creemos que pensamos como él, nos queremos parecer a él… somos unos “House-lipollas”, ¿porque… no creen que es un poco patético?

Aun así me alegro de que un tipo sea un modelo a seguir por sus inteligentes comentarios y no por su cara bonita, por las pelis que hace o por el dinero que tiene o los anuncios que protagoniza. Qué quieren que les diga. En cierto modo me ha enseñado cosas (¿por qué no decirlo? ¡uy, televisión educativa!) y espero que esta ‘moda’ perdure en el tiempo; al menos su forma de pensar; espero que su carácter no, porque entonces seremos todos unos bordes amargados…

Chapó a la serie, sí señor: entretiene y educa, porque si no es por House… ¿quién hubiera oído hablar alguna vez del Lupus Eritematoso Sistémico? Un saludo a todos los House-lipollas como yo.

Un pensamiento en “House-lipollas (reeditado)

  1. Pingback: Hugh Laurie y Quique San Francisco son… ¡la misma persona! « Realizando la idealidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s