Cine épico: 300 (reeditado)

El domingo fui a ver la peli de 300. Jo, qué pasada. Mis manos estuvieron durante toda la película sudando a más no poder a causa de la emoción. La escenografía es genial, totalmente artístico, sublime, los efectos están muy bien traídos, no hay un abuso de los mismos innecesariamente, como en otras películas. A pesar de estar traído de un cómic y tener puntos de fantasía (Jerjes I es… todo un poema verlo, y los monstruos que aparecen son claramente ficticios) el resto es muy real, y tiene un trasfondo humano muy importante. Si uno es capaz de ver más allá no verá siquiera a los espartanos como héroes benevolentes, pues si bien son muy valientes también son arrogantes, guerreros y bastante psicópatas, pues frivolizan con la sangre y la muerte de una manera que sólo una civilización claramente orientada a la guerra podría hacerlo. No se elude la violencia en la batalla, como es de esperar, y aunque alguien puede opinar que es abusivo es innegable que toda batalla es brutal, y en la antigüedad donde el combate era cuerpo a cuerpo y a machetazos las batallas debieron ser poco menos que auténticas carnicerías.

El personaje de la reina es espectacular: es una mujer bella, preciosa, pero además consejera de Leónidas, el cual la respeta, la ama y la adora; es una mujer con carácter (con un par bien puesto); es una mujer, en cierto modo, de hoy. Cuando acuden los emisarios persas a Esparta ella desea intervenir en una conversación “vetada a hombres”, lo cual el emisario repudia y Leónidas acepta y concede. Gorgo (así se llama la reina, que vaya nombre también tenía la pájara) es el hombro sobre el cual llora Leónidas, la confidente… realmente Frank Miller idealizó la relación de estos dos lo que para mí constituye la pareja ideal, al menos en cuanto a lo tocante a su relación sentimental, se entiende.

La escena del oráculo es sencillamente impresionante; no creo que haya nada parecido en el cine; la fusión entre los vestidos del oráculo con los vapores levantados por el incienso (véase opio o cualquier otra sustancia alucinógena) es bellísimo.

No sé, me esperé una peli mala, de acción salvaje (y realmente tiene un ritmo trepidante), efectos sin sentido y patadas a los libros de Historia. En su lugar me encontré… una obra maestra, bajo mi humilde punto de vista.

Después de Sin City no esperaba otra cosa de F. Miller: la puesta en escena es muy similar, y confío en que Zack Snyder, el director, haya sido tan fiel al cómic como lo fue Robert Rodríguez en su momento con Sin City.

Los historiadores reconocen que se ha seguido muy bien la historia real del suceso, aunque la representación de los persas está bastante desdibujada (comprendo las críticas del pueblo Iraní), pues se los tilda de salvajes, asesinos y crueles cuando posiblemente ambos bandos lo fueron; desde luego todo aquel que impone su poder a base de crear un Imperio o una dictadura tiene los valores de salvaje, asesino y cruel, solamente hay que recordar a los romanos, Alejandro Magno o Gengis Khan, el asesino más sanguinario de la historia, posiblemente más que el mismísimo Hitler.

Yo creo que es una película que como mínimo entretendrá a todo el mundo, así que recomiendo que la veáis, es una apuesta segura; no os juguéis 5€ o 6€ con alguna pelicueja española o similar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s