Las llamadas inoportunas (reeditado)

Cuando me quedo sólo en casa tengo la sana costumbre de no coger el teléfono ni abrir la puerta a casi nadie. Dirán que soy un borde, un antipático e incluso un antisocial, pero créanme, como dice la canción, el mundo me ha hecho así. Total, si llama alguien al portero automático… ¿quién podría ser? ¿un familiar? bah, querrá ver a mis padres, y ellos no están. ¿Propaganda? Vale, en ese caso les abro y les hago una reverencia… ¿el cartero? buf, puñetero cartero. El cartero tiene la maldita manía de llamar siempre a MI puerta. Claro, como mi madre es tonta (de buena que es por tener a un hijo como yo) y le abre todos los días la puerta… cuando me quedo sólo llama aquí. Y yo, que le tengo pillado el horario, voy y no le abro. ¡Pero el muy cabrón insiste! Es como si dijera: “abre, cacho cabrón, que sé que estás ahí, anda”.

A la puerta te llaman los vecinos. Estos no me preocupan. Tampoco les abro. Será para echarme la bronca por tener la música alta o para pedirme algo que seguramente no sepa dónde está: las llaves del patio de luces, la llave del 15 de tubo de no se qué, vinagre especial para ensaladas fabricado en la República del Congo… Siempre te piden algo que no tienes ni puta idea de dónde lo administra tu madre o tu padre. La otra opción es que te llamen los de TECNOCASA; éstos son majos, sólo te dan el folletito y se piran. O los de páginas amarillas… o los de ONO. Madre, qué pesados son estos tíos, y los de TELE2. Es mejor decirles que no eres el titular de la línea y que no tienes ni idea de nada, eres tonto y tú no tienes la culpa. ¿Y cuándo te llaman los testigos de Jehová? ¿O las viejecitas estas que te dan una revistilla de una secta masónico-cristiana… ¡por el amor de Dios! Con estas me meo de la risa.

Pero lo mejor es el teléfono. Aquí se repiten de nuevo los de ONO, Orange, TELE2… ¿alguien se ha preguntado alguna vez por qué siempre que te llaman los de Jazztel y los de Yacom son todos sudamericanos? Como llamen desde su país espero que no sea a cobro revertido, porque la factura podría ser curiosilla. Yo a estos de las telefónicas antes les escuchaba, les respetaba, no como mis padres, que pasan de ellos… una vez le dije a una que estaban mareando a los clientes con tanta oferta y que nos volvían locos. Pero llegó un punto en que me harté. Me harté porque debieron de verme cara de tonto (por teléfono) y no hacían más que llamar de todos los sitios. Yo creo que se comunicaban entre ellas y decian: “llamad a este que os hace caso; no os manda a freír espárragos ni nada de eso”. Y todos a llamar a mi casa. Además ahora, no sé si les habrá pasado, ¡pero son muy bordes las tías! El otro día, después de aguantar estoicamente el chaparrón que me daba una de no se qué compañía, que intentaba intervenir en la conversación pero no me dejaba y cualquiera que me oyera creería que soy tartamudo o idiota, cuando conseguí hablarle y hacerme escuchar un “lo siento, señorita, pero no me interesa”, ¡la tía se puso como una energúmena por “perder todo este tiempo que podría haber empleado a convencer a otro cliente (idiota)”! Acojonante.

En fin… pero lo mejor de lo mejor son las llamadas de tu abuela cuando te quedas sólo en casa. Es increíble. Te llama… a todas horas: a ver si has apagado la calefacción, el brasero, las luces, si has llegado bien a casa  la noche anterior… y te llama… pues a eso… ¡a las 9 de la mañana! Y te dice: “¡uy, hijo!, ¿estabas acostado?” Y tú, claro; con una voz ininteligible, venida de lo más profundo de las cavernas de tus cavidades pulmonares, sueltas: “¡no! ¡qué va! ¡Si ya llevaba yo una hora despierto, mujer!”.
Qué majas las abuelas, cuánto se preocupan. Y claro, la abuela se siente culpable y cuando te vuelve a ver te dice: “uyyyy  no te vuelvo a llamar porque es tontería, hijo; parece que te hacemos de menos y ya eres mayorcito”. Y tú respiras aliviado… iluso de tí. A la vez siguiente vuelve a llamar… esta vez se corta un pelo y te llama a las nueve y media. Da gracias.

Pero la repanoche llega cuando estás con una chica en casa. Ahí es cuando todas las constelaciones de astros, galaxias y quasares se unen contra tí. Porque estás tú en el tema con tu chica en la cama, ahí, pues eso, a lo tuyo… y te llaman por teléfono. Y tú levantas la cabeza, te quedas mirando a los ojos a tu chica… y sigues. Ya parará. Joder, no para. Uf, ya paró. Dos minutos depués… vuelven a llamar. ¿Por qué la gente cuando llama por teléfono y no lo coges… enseguida vuelve a llamar? ¿Por qué no espera media hora para volverlo a intentar? Igual estoy fuera… o haciendo del vientre… o follando, ¡qué coño!
Pero volvamos a lo nuestro. La ira va en aumento. Vuelves a mirar a tu chica. Ella ya comienza a mirarte con cara de mala leche, pero todavía ves en sus ojos un atisbo de comprensión que te dice: “igual deberías ir”. Nada, a lo tuyo. Sigues. Joder, no para de sonar. Por fin, ya paró. Tres minutos después el teléfono vuelve a sonar. Ahora ya paras, definitivamente. Y tu chica te mira con unos ojos en plan: “¡¡Vete, vete, VETEEEEEE!!”. Y vas. Y vas con lo puesto. Es decir… el suelo está frío y tu vas hacia el teléfono. La escena es… entre hilarante y penosa. Ahí estás tu, con el teléfono en una mano, mirando cómo tu cosita encoge por el frío suelo y porque te han cortado el rollo… y con el condón puesto. Porque claro, tú no eres tonto: tu cosita va a aguantar ahí como un campeón, sin duda, y no le afectará ni el frío, ni la mala leche que te ha entrado, ni la voz de… no; no puede ser…

– Abuela qué quieres, por el amor de Dios…
– Nada hijo, era para ver si estabas bien.

Paso de transcribir lo que me pasa por la cabeza en ese momento porque alguno/a se escandalizaría.

Así que ya saben, si se quedan solos en casa no abran a nadie, corten el cable si hace falta, corten el teléfono… y muy importante: ¡páguenle a la abuela unas vacaciones con el Imserso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s